DestacadasNoticias

Sin ley de bosque no hay plan del oeste posible ni viable

Referentes de juntas del oeste, de las RNU, organizaciones ambientalistas, concejales y técnicos en la materia se reunieron el jueves 22/04 con el fin de analizar la situación que desencadenó el proyecto CAUMA, proyectado en el área de las Reservas Naturales El Trébol y Morenito-Ezquerra en el oeste.

Como ya es de público conocimiento se presentó un pedido expreso a la Secretaría de Planeamiento y Desarrollo Urbano, y también a través de la presidencia del Concejo Municipal, para la reprogramación de la primera reunión (06/04) que daría inicio a la etapa de participación ciudadana para continuar con el proceso. Por más que desde la normativa y el área responsable se explicita que esta instancia “no es vinculante” y no tiene por objetivo evaluar técnicamente el proyecto “que es responsabilidad de las áreas técnicas municipales”, se solicitó contemplar tiempos de la ciudadanía en contar con la información de manera “completa, veraz, adecuada y oportuna”, cuestión que determina la ordenanza 1851-CM-2008 de libre acceso a la información pública.

Ante el constante rechazo a reprogramar la fecha, y con justificaciones que solo quedan en excusas que privilegian el proceso antes que los consensos, integrantes de las juntas vecinales, RNU y organizaciones ambientales y técnicas se reunieron para discutir lo ocurrido e intercambiar opiniones sobre el proyecto CAUMA y en definitiva la puesta en aplicación del Plan del Oeste. Cabe mencionar que esta instancia fue notificada al secretario Pablo Bullaude para su conocimiento.

Entre las conclusiones y nuevos cuestionamientos que surgieron de este encuentro se pueden mencionar algunos puntos de consideración:

LEY DE BOSQUES (Ley provincial 4552/2010 y Ord 2020-CM-2010) Se insta a las autoridades correspondientes a conocer la situación y aplicación de las mencionadas normativas dentro del Plan del Oeste, y de los proyectos que se desarrollan en particular.

NORMATIVA SOBRE SITIOS ARQUEOLÓGICOS E HISTÓRICOS. MAPA DE SENSIBILIDAD (Ord 3139-CM-2019). La zona de El Trébol es un área de alta sensibilidad en este tema, conteniendo el sitio más antiguo de la zona cordillerana en que se registró la presencia humana con 10 mil años de antigüedad. Se solicita conocer la contemplación de esta normativa en el Plan del Oeste, como así también su aplicación en los proyectos presentados.

PLAN DEL OESTE (3134-CM-2019) Y RESERVAS NATURALES URBANAS (2691-CM-2015). Encontrándose vigentes ambas ordenanzas y generando contradicciones en los ámbitos y tiempos de presentación de los proyectos para su análisis, es necesario contar con la opinión de la Asesoría Letrada del Concejo Municipal, en el ámbito de la Comisión de Revisión del Plan del Oeste.

PLAN DEL OESTE (3134-CM-2019), CARTA ORGÁNICA (DISPOSICIÓN 22) Y OTRAS NORMATIVAS VIGENTES 418, 419, 470 Y 217. Dada la vigencia de todas estas normativas, es necesario que se aclare en los términos y ámbitos del punto anterior si no existe contradicciones o superposiciones en la aplicación de estas ordenanzas y disposiciones. 

PUNTO 8.3 ACCIÓN URBANÍSTICA DEL PLAN DEL OESTE (3134-CM-2019). En este punto solicitamos se especifique con mayor precisión y teniendo en cuenta las normativas vigentes de Acceso a la Información Pública y la obligación del estado de dar publicidad de sus actos de gobierno. Se especifique indicadores más claros en la conformación del Mapa de Actores (entidades y personas invitadas a participar de esta instancia), entre otros puntos. 

Nos hemos encontrado con un proceso donde no ha primado la comunicación y el intercambio abierto con la comunidad en general, solamente se contempló a la “afectada directamente”, que es precisa su intervención pero también que se abra a otras proximidades y a la sociedad en su conjunto.Es claro que cualquier cambio dentro de un sector de la ciudad afectará a un ecosistema integral. La naturaleza no conoce de Delegaciones Municipales ni de juntas vecinales, y es de una sociedad madura no dicotomizar discusiones que se presentan como totalmente opuestas como desarrollo versus conservación, sino comenzar a ser responsables de la convivencia con nuestro entorno y también con la prosperidad de sus vecinos y vecinas.

Como muchas veces repitió el intendente Gustavo Gennuso somos los custodios de este lugar para el mundo y es responsabilidad de quienes deben tomar las decisiones como de los que habitamos de hacer de estas palabras un hecho concreto, a través de discusiones serias, abiertas y sinceras, generando la empatía necesaria entre los y las protagonistas de este tiempo que deben pensar en un futuro, que como nos han demostrado esta pandemia debemos ser cuidadosos y cuidadosas de las decisiones que tomamos hoy para no lamentar posteriormente consecuencias no esperadas ni deseada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior